jueves, 11 de junio de 2009

Liberando las voces de las mujeres finlandesas

El trabajo de la artista y coreógrafa Maija Hirvanen

En 1906, Finlandia se convirtió en el primer país de Europa en otorgar a las mujeres el derecho al voto y en el primer país del mundo en el que las mujeres podían presentarse como candidatas. En 2000, los fineses eligieron a su primera presidenta mujer, Tarja Halonen, que obtuvo un segundo mandato en 2006.

Aunque se han hecho progresos sustanciales, los roles de las mujeres finlandesas -en lo político, lo profesional y lo social- continúan evolucionando. La artista y coreógrafa Maija Hirvanen explora los desafíos que las mujeres aún enfrentan en Finlandia.

Dos antiguos vestidos negros, están uno al lado del otro en frente de una película instructiva. Mientras el film enseña los movimientos gimnásticos, una voz recita las palabras "sonido, voz, hablar, hablar más fuerte, votar" en diferentes lenguas.

Los vestidos son reproducciones de aquellos usados por las primeras mujeres en ser miembros del parlamento en Finlandia. La instalación se llama "De la boca de una mujer" y fue presentada en la muestra "Ganando el voto" que, en 2006, celebró el centenario del sufragio femenino finlandés.

La artista y coreógrafa de 31 años Maija Hirvanen yuxtapone estos símbolos históricos de la vida femenina política y social, y subraya una relación que ha sido manipulada tanto a favor como en contra de los derechos electorales de las mujeres.

La identidad también está fuertemente presente en otra de las obras de Hirvanen, una performance de danza de 2007 titulada "Sí, sí, sí y otras palabras", que explora la importancia del voto y de la libertad de expresión, y el fuerte sentido del yo necesario para que las mujeres se sientan cómodas haciendo oír sus voces.

Como explica Hirvanen: "El cuerpo funciona en la pieza no solo como una representación de la libertad de expresión, sino también como el camino a través del cual esta libertad es poseída".
Artículo Integro:

Fuente: International Museum of Women
La Ciudad de las Diosas

No hay comentarios: