miércoles, 13 de enero de 2010

La Historia del Arte en femenino


La presencia de las mujeres en la Historia del Arte es más bien escasa. Hasta que la Revolución Francesa supuso un punto de inflexión histórico en la visión del mundo, habían pasado desapercibidas. Sus trabajos, además de marginales, se reducían al campo de lo artesanal. Si no eran poseedoras de una vida social independiente, tampoco sus obras podían alcanzar el estatus reservado a los hombres. Tras 1789, en algunos lugares del mundo, las mujeres comenzaron a luchar por sus derechos hasta lograr una nueva revolución, esta vez artística, que se inició en el siglo XIX y se ha prolongado hasta nuestros días.
Un recorrido histórico por el trabajo artístico de las mujeres desde esta época puede verse en la exposición que hasta el próximo 17 de enero permanecerá abierta en el Museo de Bellas Artes de Granada, en el recinto de la Alhambra. La muestra Creadoras del siglo XX propone una mirada retrospectiva que trata de explicar la evolución de la mujer como artista plástica.

Si en el siglo XIX se habían alcanzado algunas metas, no será hasta el siglo XX cuando la mujer ocupe, superando grandes obstáculos, el mismo lugar que el hombre en el arte. En España existieron ejemplos como los de Maruja Mallo o María Blanchard y, en otros lugares, nombres como los de Vieira da Silva, Tamara de Lempicka o Frida Kahlo.

La exposición organizada por la Consejería de Cultura acerca al público 35 obras de las principales artistas de los siglos XIX al XXI, que se distinguen especialmente por su mirada subjetiva, poniendo de relieve las distintas maneras en que las mujeres han ejercido una actividad creadora que ha marcado el arte del siglo pasado y que lo sigue haciendo en la actualidad. Las obras de las 26 artistas, entre las que se encuentran las anteriormente citadas, son una buena muestra del conglomerado de técnicas y estilos.

En opinión de la comisaria de la exposición, María Oropesa, la mujer como creadora "ha estado olvidada dentro del mundo del arte al contrario que el hombre". Además, añadió que el motivo por el que en la Historia del Arte no ha quedado espacio para las mujeres es que ésta "ha sido escrita por hombres y para los hombres". "La mujer no fue considerada como una artista hasta que no se extendió el fenómeno de la venta de obras en el siglo XIX; pero hubo que esperar hasta el siglo XX para que se consolidara su faceta creadora".

Por último, insistió en la dimensión internacional de la muestra, que trata de mostrar una visión global. Prueba de ello es que la exposición reúne obras de artistas procedentes de Rusia, Alemania, Cuba, Grecia, Francia, México, Portugal y España, y abarcan el periodo comprendido entre 1879 y 1971.

Las condiciones particulares del Museo de Bellas Artes han influido en la selección de las obras, que son presentadas por primera vez en Andalucía y que tras su estancia en Granada viajarán a Tenerife, León y Salamanca.

En la muestra también figuran obras de artistas contemporáneas como las españolas Carmen Calvo y Carmen Laffón o la cubana Gertrudis Rivalta, entre otras.

"No se trata de una exposición sexista", concluyó Oropesa, que quiso dejar claro que las autoras han sido elegidas por ser muy destacadas en el mundo del arte. Por su parte, el delegado de Cultura, Pedro Benzal, recordó durante la presentación que las mujeres siempre han sido una referencia en la historia del arte como modelo de inspiración y belleza o como coleccionistas, si bien su faceta como artistas quedó arrinconada, por lo que se congratuló de poder disfrutar de una muestra que es ejemplo "de su gran talento y proyección", concluyó.
Fuente: El País

No hay comentarios: