lunes, 7 de diciembre de 2009

Cesaria Evora, ‘la Voz de Cabo Verde’


Quienes amamos la música de Cabo Verde, archipiélago volcánico situado a 500 kms. de Senegal y colonia portuguesa hasta la obtención de su independencia en 1975, estamos de enhorabuena. El sello Lusafrica ha editado en España, a través de la discográfica Resistencia, dos obras de gran interés y valor histórico. Un doble CD-Libro, titulado 'El espíritu y el alma de Cabo Verde', con temas de Cesaria Evora, Ildo Lobo, Bana, Tito Paris, Boy Ge Mendes, Celina Pereira, Bau, Teofilo Chantre, Luis Morais, Sementera, etc. La segunda referencia es un documento incunable: las primeras grabaciones de Cesaria Evora en Radio Mindelo, cuando sólo tenía 20 años y no era nadie más allá de su ciudad. Entre ambos registros se entrelaza este apasionante viaje al corazón de la música caboverdiana.
Los dos estilos definitorios de Cabo Verde son la morna y la coladera . La 'morna'parece tener sus orígenes en una forma musical angoleña (lundum). Según los musicólogos, el fado tiene una de sus raíces en la misma fuente que la morna, y la suave cadencia de ambas manifestaciones es un nexo común innegable. La influencia recíproca luso-caboverdiana es lógica: Cabo Verde fue colonia portuguesa hasta 1975 y en sus puertos arribaron durante muchos decenios comerciantes, marineros y aventureros en general. Por ejemplo, quien es desde hace 20 años su cantante más prestigiosa, Cesaria Evora, nació en Mindelo, principal puerto del archipiélago situado en la isla de San Vicente, un punto que rebosaba bares, clubes de elite y prostíbulos. En esos bares se curtió la joven Cesaria, cantando desde los 14 años, sin otro pago en muchas ocasiones que la cena.
Desde finales del siglo XIX, la morna absorbe dos influencias: el fado portugués, el toque de la guitarra lusa, su tono romántico; de otro lado, los aires tangueros y samberos brasileños. Pero la morna es un estilo en sí mismo, en su estructura armónica, hasta convertirse en el sonido más identificado con el sentimiento caboverdiano conocido como 'sodade' (saudade, para el fado; en castellano, añoranza, tristeza, amor arraigado en las entrañas…). Se toca con una guitarra denominada 'cavaquinho'(guitarra de cuerpo pequeño y de cuatro cuerdas), guitarra y piano.
La morna comienza a ceder terreno a un nuevo estilo, la 'coladera', a principios de los años sesenta. No es un detalle menor que uno de sus grandes compositores, B. Leza, hubiera muerto en 1958. Leza ejerce una notable huella en Cesaria Evora. El padre de ésta, Justino Da Cruz Evora, tocaba el cavaquinho, la guitarra y el violín, y era amigo de Leza. Murió cuando Cesaria contaba con siete años. Su madre, Dona Joana, hubo de sacar adelante una prole de cinco hijos, lo que obligó a Cesaria a ganarse la vida desde muy niña, elemento esencial en su personalidad, trayectoria vital y carrera musical hasta hoy en día, en que a sus 68 años (nació el 27 de agosto de 1941) mantiene las giras internacionales anuales. Uno de sus lugares de obligada visita es España, país en el que goza de enorme predicamento.

El disco con las primeras grabaciones de Cesaria Evora para Radio Barlovento de Mindelo incluye mornas de B. Leza. La más conocida es un clásico en la historia discográfica de Cesaria: 'Mar azul', que muchos años después, en 1991, titulará su primer álbum de repercusión transfonteriza. Tenía poco más de 20 años cuando Cesaria Evora se convierte en una de la voces asiduas en las retransmisiones de Radio Mindelo. Sus maneras enamoraron a otro de los grandes compositores caboverdianos, Gregorio Gonçalves, apodado Ti Goy, cinco años antes. Estamos ante el paso de la morna a la coladera, finales de los 50 y principios de los 60. Por aquella época, las cantantes tenían a un músico y compositor como padrino. Ti Goy será el protector musical de Cesaria Evora. Extendía su nombre en cualquier ámbito, sus nuevas canciones eran cantadas por primera vez por Cesaria, ejercía de profesor en esas reuniones musicales espontáneas (en bares, cafés o las propias casas) denominadas 'tocatinas'.
Irrumpe la 'coladera'

La mayoría de las grabaciones conservadas en las cintas de Radio Barlavento nacen del talento de Ti Goy; son coladeras, y conforman la columna vertebral del disco 'Radio Mindelo', lo que nos da pie a adentrarnos en el segundo gran estilo de Cabo Verde, la coladera. Sube el tempo a un pulso de 120, el matiz ahora es vibrante, alegre, satírico, bailongo. Las letras abordan asuntos del día a día, incluso rozando cuestiones políticas. Su origen, más reciente, lo sitúa a mediados del siglo XX, procedente quizá de una aceleración rítmica de la morna, quizá de los ritmos calientes (cumbias, merengues, danzón, etc.) latinoamericanos, quizá de… No existe entre los expertos coincidencia sobre este aspecto. La misma disquera, Lusafrica, editó en 2002 una recopilación de dos CD con una sola protagonista: Cesaria Evora. En el primero, 15 mornas; en el segundo, 17 coladeras.

Fijados los estilos, cada voz hornea los temas a su manera. Un símil parecido lo tenemos en el flamenco: mismos palos y múltiples vías de cantarlos. El doble recopilatorio 'Ô espirito e a âlma de cabo verde' ejerce de exquisita guía. Cesaria Evora es la voz de la tímida sensualidad, del fraseo ondulado, del ritmo sincopado que nos mece. Es también una figura muy querida. Pisa nuestros escenarios casi cada año y llega a cantar en lugares tan remotos como Rusia, donde es muy admirada. Celina Pereira muestra una inclinación por el bel canto; Bana, por el staccato; Voz de Cabo Verde Show, banda legendaria de los sesenta, aúna la instrumentación eléctrica y la tradicional. Todos están en este recopilatorio tan recomendado para este verano, cuyos cortes han sido editados en los últimos 20 años. ¡Ah! Ylas fotos que incluye atestiguan la vida cotidiana de sus habitantes en sus barcas de pesca, mercados, playas, tocando en la calle, fondos de volcánica desnudez.
Fama a los 50 años
Que casi con 50 años, una cantante que se ha dejado la piel en bares de mala muerte, que ha sido ninguneada por un plato de comida, que ha deleitado tanto a marineros portugueses y hombres de clase social baja en tugurios como a las clases pudientes del club Gremio Recreativo Mindelo, consiga el éxito es casi un milagro. Es Cesaria Evora, un prodigio de tenacidad, de sufrimiento, de convertir la necesidad en sublime arte a través de su voz.

El interludio entre fines de los 60 y últimos años de los 80 fuerza a esta mujer a degustar las hieles de la lucha por la supervivencia. Han pasado ya los años de Radio Mindelo, Cabo Verde logra su independencia en 1975, los músicos se olvidan de ella, ya no toca en directo, entra en depresión que acompaña con la bebida. Los varios intentos de reflotar su carrera sucumben, sus grabaciones de finales de los 80 logran una escasa repercusión. Así hasta 'Mar Azul', grabación de 1991. Luego llegaría 'Miss Perfumado', 1992, con unas ventas de miles de copias y que elevan a Cesaria Evora al rango que ocupa en la actualidad: la gran voz de Cabo Verde.

Pero, ¿qué pasa en ese interludio de 20 años? Lo sintetiza Carlos Filipe Gonçalves, periodista y músico, en la información incluida en el disco 'Radio Mindelo': "A pesar de su temprano éxito –gracias a sus apariciones en Radio Barlavento– , Cesaria Evora permaneció firmemente atada a la vida provincial de Mindelo con sus 'tocatinas' en bares, lejos del reconocimiento de las compañías de discos. (…) Esto permitió a la gran diva –conocida como la 'diva de los pies descalzos'en sus actuaciones-madurar en su arte, profundizar en las raíces auténticas de la morna y la coladera. (…) Cuando volvió –al primer plano musical– a finales de los 80, la voz y el talento de Cesaria Evora probaron ser los medios ideales de propagar la morna y la coladera en un momento en que cobra relevancia la 'Música Étnica'.

El resto de la historia es ya un paso tras otro en la afirmación de su nombre en los carteles de los festivales de música de todo el mundo, la publicación de discos con respaldo de ventas y aclamadas críticas periodísticas, entrevistas, giras y giras para dar de comer a su prole. Porque, si algo define a esta gran mujer es que nunca ha olvidado sus orígenes.
Recomendaciones

  • Cesaria Evora, 'Radio Mindelo', Lusafrica Cesaria Evora, 'Anthologie',
  • Lusafrica Recopilatorio 'Ô espirito e a âlma de cabo verde',
  • Lusafrica Teofilo Chantre, 'Azulando',
  • Lusafrica Téte Alhinho,
  • 'Voz', World Connection

Por Fernando Blanco es colaborador de Pueblos.
Fuente: Este artículo ha sido publicado en el

No hay comentarios: