domingo, 21 de marzo de 2010

Diversidad: Las Barbies cubanas


La exposición fotográfica Las cubanas son "las Barbies" del Edén, un proyecto conjunto de la documentalista cubana Lizette Vila y la fotógrafa estadounidense Jacqueline Hayden, presentada la pasada semana en La Habana, es una muestra-homenaje a la diversidad.

Se trata de 11 fotos, impresas en lienzo, de cubanas de hoy, todas diferentes, desde el color de la piel, la profesión, el gusto por el vestir y hasta las edades. Las imágenes fueron captadas por el lente de Hayden, fotógrafa y profesora de Artes Visuales.

A juicio de Lizette Vila, también promotora cultural y directora del proyecto Palomas, Hayden "más que fotógrafa, es una creadora visual con una sustentación de un pensamiento social muy importante".

"Desde nuestro primer encuentro, Lizette Vila vio en mí y en mi obra una persona a favor de la diversidad, la educación y la paz", indica Hayden, por su parte.

Lizette cuenta que comenzó a trabajar con la artista estadounidense en 2001 y como las dos tenían un "proyecto antibarbie", se unieron. "Pero después recordamos algo que decía Teresa de Calcuta: `si me invitan a una manifestación en contra de la guerra, no voy; pero si me invitan a una por la paz, digo que sí'", rememora.

"Las Barbie (muñeca de origen estadounidense y el juguete más vendido internacionalmente) cumplieron, el 9 de marzo, 51 años de vida, así que son lo suficientemente maduras para entendernos y nosotras a ellas. Estas Barbies surgen con el proyecto social cubano, a partir de 1959, y creo que cada una de estas mujeres es una virtuosa de su proyecto de vida, por eso no hacen falta sus apellidos", explica Vila.

Eva es cocinera; Zenaida, música y directora de orquesta. Olga, con su bandeja con frutos de la tierra, se presenta como productora agrícola de la capital de la isla. Duchi, muy joven, pincel en mano, es pintora e ilustradora.

El nombre y el rostro de Olga Navarro, poeta y compositora, son una huella de la cultura cubana. Su porte altivo se mezcla con el de Eneida, la auxiliar de limpieza, la escritora Isis o la bailarina Maylín.

Joven, de piel tersa y cara fina es Yunidis, bicampeona de los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, Yanela se pierde en el misterio de la alquimia, mientras de las manos de Yilanis salen, uno tras otros, los conocidos habanos.

En declaraciones a SEMlac, Vila señaló: "Jaqueline y yo estamos muy satisfechas porque creemos que es un proyecto que va más allá de la equidad, es un proyecto de vida mostrar a esta diversidad de mujeres y esta pluralidad".

Eneida tiene 73 años y todavía está activa laboralmente, en el hotelito del Instituto de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Escoba y recogedor en mano, deja pulcro su centro y después repite esta operación en la sede del Proyecto Palomas, que dirige Lizette Vila.

Es incansable y tal vez por eso fue escogida para integrar estas cubanas selectas. "Me despierto a las tres de la mañana y dejo todo listo en el comedor del ICAIC, que queda muy cerca de casa, y después voy a mi trabajo. Si no me canso mucho, me desvelo por las noches", comentó a SEMlac.
En su foto, Eva, la cocinera, lleva en las manos una cazuela. "Fue lo que se me ocurrió: si trabajo en la cocina, lo más lógico es que tenga una en la mano", confiesa esta mujer de 49 años, piel negra y brillante.

El catálogo de la muestra, que permanecerá abierta hasta el próximo 11 de abril, señala que "se presentan asertividad y orgullo por la intensidad de sus vidas, en un contrapunteo inmanente, con modelos de belleza lejanos a la magnificencia de estas estrellas de lo público y lo privado, tan disímiles como únicas por la fuerza de sus ideas, sentimientos, emociones".

Vila destacó la complicidad de personas e instituciones para hacer posible la muestra. Entre ellos, la Agencia de Cooperación Suiza para el Desarrollo, el Museo Nacional de Bellas Artes, la Cátedra de Audiovisual y Género de la Escuela Internacional de Cine, Televisión y Vídeo, el Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero y la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA).

Pero muchas personas más se integraron en esta travesía: el grupo Alas por la Vida, de apoyo a las mujeres operadas de cáncer de mama; el Centro Nacional de Prevención de las ITS-VIH/sida; el proyecto de Belleza Afrodita, de prevención de VIH/sida, y Alcohólicos y Alcohólicas Anónimos (Triple A), entre otros.




`
Por Raquel Sierra
Fuente: Semlac

No hay comentarios: