viernes, 12 de marzo de 2010

Determinada a romper el molde

Veo que mi generación de mujeres es más independiente que la anterior. Mi abuela materna se casó a los trece años. Madre de tres a los diecisiete, enviudó y se volvió a la casa de sus padres.Habiéndose negado a casarse otra vez, enseñó costura para mantener a su familia.


Mi madre se casó a los veinte y trabajó medio tiempo como peluquera en casa mientras nos criaba a mis dos hermanas y a mí. Nos criamos en Kuwait, un país conservador y religioso donde las mujeres son criadas creyendo que tienen menos oportunidades que los hombres para construir una vida independiente.


Yo estaba determinada a romper el molde y elegir una profesión que me permitiera expresarme creativamente y ser económicamente independiente. Trabajar como fotoperiodista durante más de cinco años me permitió documentar la vida de otra gente y entenderme a mí misma y el mundo en el que vivo.

Mi trabajo me permite reflejar el modo en que me percibo como una mujer árabe que lucha por superar los desafíos, las decepciones y las limitaciones que se me interpusieron. La determinación es la clave de la felicidad y, a través de mi trabajo, eso es lo que espero infundirles a los demás.



Fuente: International Museum of Women

No hay comentarios: